Skip to main content

En el marco de mi práctica defino el término performance como ritual o ceremonia. Veo mi proceso creativo como una ofrenda, como una ceremonia de agradecimiento al Creador por la abundancia y belleza de la naturaleza que nos rodea. Creo piezas destinadas a ser presentadas en lugares sagrados a los protectores espirituales y dueños de esos lugares, como un acto que busca ayudar a mantener el equilibrio.

El acto de entregar una ofrenda a la naturaleza nos recuerda la importancia de reconocer el importante trabajo que hace por nosotros. Sin el agua y el alimento que otorga la tierra, no podríamos existir en este planeta.

Actualmente vivimos en una crisis ambiental en la que hemos olvidado la importancia de mantener una relación equilibrada con la naturaleza. Tomamos más de lo que necesitamos sin entregar nada a cambio. En mi práctica procuro equilibrar mi relación con la naturaleza a través de ofrendas. En este acto, el espíritu viviente en el mundo natural se hace evidente ante mis ojos. A su vez, esta fuerza pulsante interactúa con las piezas que creo, dándoles el soplo de vida.

Diana Taylor, historiadora de performance, califica la diferencia entre archivo y repertorio: el archivo como un contenedor estático de conocimiento y el repertorio como una manifestación corporal del conocimiento. Considero las piezas terminadas como el archivo y el acto de incorporarlas en el ritual como el repertorio.

Fotos: Les Felini

En el 2022 trabajé en una pieza colaborativa con Pablo Ovando, ex restaurador del Museo del Oro, destinada para ser colgada en el cuadro original (circa 1560) de la Virgen de Chiquinquirá como parte de la celebración del centenario de la virgen como matrona de Colombia. Ovando construyó la lámina en oro utilizando técnicas Precolombinas de fundición y laminado. Los Padres Dominicos me pidieron que burilara lirios y granadas siguiendo parámetros clásicos de representación heredados de la conquista. Respetando los estándares del contrato, decidí incorporar elementos de iconografía Pre-Colombina entre los diseños clásicos de los lirios y granadas con el fin de recordar el origen Mestizo de la Virgen de Chiquinquirá. Burilé maíz y narigueras Pre-Colombinas sobre el oro entre lirios y granadas.

Con los restos de oro que quedaron del proceso de burilado, hicimos una ofrenda a la laguna de Fúquene ubicada en Boyacá en los alrededores de la Catedral de la Virgen en Chiquinquirá. Esta laguna, cuyo nombre original es “Siguacinsa”, derivado de “sihua” que hace referencia a Bachué la madre de la creación, es un lugar sagrado para la gente Muisca (Rozo 1997). Los ancianos Muisca cuentan que en esta laguna las mujeres acostumbraban reunirse para rezar y en momentos de parto.

Bibliografía

TRozo Gauta, Jose. Mito y Rito Entre Los Muiscas. 2nd Ed. Editorial el Búho. Bogotá, D.C., 2021.