Skip to main content

La construcción del Mestizaje en América Latina es un proceso que viene desde la conquista, y continúa en constante movimiento. Es reflejado en diferentes capas de la sociedad como es el caso del arte Mestizo que refleja influencias Españolas, Africanas, e Indígenas en el contexto del arte colonial y actualmente, en el arte y la artesanía contemporánea. Considero mi obra un reflejo de este proceso en el que soy influenciada por un legado orfebre Europeo y también por unas raíces Indígenas del territorio en el que nací. Me enorgullece reconocer que mi práctica viene de un legado de arte Mestiza que demuestra la resiliencia de nuestros pueblos originarios por mantener su arte e identidad a pesar de la colonización.

Fotos: Ankasi Camilo Salazar

Vivir en la Frontera significa que tú no eres ni hispana india negra española ni gabacha, eres mestiza, mulata, híbrida atrapada en el fuego cruzado entre los bandos mientras llevas las cinco razas sobre tu espalda sin saber para qué lado volverte, de cuál correr;

Vivir en la Frontera significa saber que la india en ti, traicionada por 500 años, ya no te está hablando, que las mexicanas te llaman rajetas, que negar a la Anglo dentro tuyo es tan malo como haber negado a la India o a la Negra;

Cuando vives en la frontera

la gente camina a través tuyo, el viento roba tu voz, eres una burra, buey, un chivo expiatorio, anunciadora de una nueva raza, mitad y mitad –tanto mujer como hombre, ninguno– un nuevo género;

Vivir en la Frontera significa poner chile en el borscht, comer tortillas de maíz integral, hablar Tex-Mex con acento de Brooklyn ; ser detenida por la migra en los puntos de control fronterizos;

Vivir en la Frontera significa que luchas duramente para resistir el elixir de oro que te llama desde la botella, el tirón del cañón de la pistola, la soga aplastando el hueco de tu garganta;

En la Frontera tú eres el campo de batalla donde los enemigos están emparentados entre sí; tú estás en casa, una extraña, las disputas de límites han sido dirimidas el estampido de los disparos ha hecho trizas la tregua estás herida, perdida en acción muerta, resistiendo;

Vivir en la Frontera significa el molino con los blancos dientes de navaja quiere arrancar en tiras tu piel rojo-oliva, exprimir la pulpa, tu corazón pulverizarte apretarte alisarte oliendo como pan blanco pero muerta; Para sobrevivir en la Frontera debes vivir sin fronteras ser un cruce de caminos.

Gloria Anzaldúa 1987, La Frontera: La nueva mestiza

Bibliografía

Anzaldúa, Gloria. Borderlands: La Frontera. San Francisco: Aunt Lute Books, 1999.